Comunicación Intercultural





La cultura la conforma el conjunto de creencias, valores, costumbres y conductas compartidos por los miembros de una sociedad y que son usados para la interacción entre ellos y con su entorno. La manera en que la gente entiende la vida, cómo hablan, qué comen, qué celebran, forma parte de una cultura. La cultura es, por tanto, todo aquello que una persona necesita saber para poder actuar de manera correcta dentro de un grupo social (por ello, a veces, al viajar a otros países se cometen ciertos errores de procedimiento ya que no se comparten los mismos códigos culturales.)

El aprendizaje cultural supone la capacidad psicológica de tomar distancia respecto a uno/a mismo/a y a su sistema de referencias y de valores, y de realizar una labor de apertura y diálogo.

En este sentido tiene enorme proyección preventiva y prospectiva que el migrante (antes, durante, o después de iniciado su proceso) revise conscientemente su identidad y su bagaje cultural de origen  y desarrolle conscientemente habilidades interculturales mediante un proceso de aprendizaje focalizado.

El proceso de aprendizaje intercultural apunta al desarrollo de habilidades tales como:

- Desarrollo de una mayor capacidad de comunicación con personas de otras culturas.

- Capacidad para hacer conscientes estereotipos y prejuicios adquiridos tanto en relación a la propia cultura, como a la cultura del país de acogida.

- Desarrollar mayor habilidad para gestionar las reacciones ante esos estereotipos y prejuicios.

- Habilidad para adaptarse a nuevas maneras de pensar, comportarse e interactuar.

- Una mejor capacidad para la interacción social.

- Una mayor competencia para mantener relaciones intergrupales positivas.

- Una mayor conciencia de la solidaridad, el respeto y la comprensión de otras culturas.

- Una actitud más flexible hacia la diversidad cultural presente en las sociedades actuales.



No hay comentarios: